Exposición ¡Bienvenidos al circo!

¡BIENVENIDOS AL CIRCO!

Artista: María Domínguez

Jean Dubuffet, en su obra Escritos sobre arte, decía que ”El arte consiste esencialmente en esa exteriorización de los movimientos de humor más íntimos, más profundamente internos del artista”.  Y quizás, muchas veces, nuestros sentimientos más internos están prendidos a la memoria. 

Tal vez por eso María Domínguez opta por revisitar sus referencias infantiles – circos, espectáculos, ferias, teatros – y elige el universo circense, poblado de particulares estereotipos, para crear escenas que reinterpreten su imaginario.

Esas escenas, cosidas a través de personales claves narrativas, componen un corpus destilado de la mezcla y la hibridación, un pastiche discontinuo pero ceñido al relato donde el interés reside en la anti-técnica, en el anti-producto, en la oposición al buen decir, o incluso buen hacer, y a la tradición de las calidades y cualidades plástico formales.

Mediante la instalación y la sobresaturación icónica, María Domínguez nos ofrece lo absurdo, la ironía, la hibridación, lo onírico, el humor, la anti-utopía, el residuo, la ausencia de don, el desorden, la linealidad, lo grotesco, la ficción, el mal gusto, el espanto, el monstruo, la oligofrenia, el freak, lo chocante, el tic, la mezcla, lo infantil, lo impostado, lo folklórico, o el propio costumbrismo popular alejado de pretensiones intelectuales.

Su técnica no pretende ir más allá de la crudeza puesta de manifiesto en la ejecución directa.

Su intención, jugando con los códigos propios de la pintura y apoyándose en una estética Frankenstein,es una invitación a perder el equilibrio entre la realidad, la memoria y la imaginación.